domingo, 19 de noviembre de 2017

EL ISLAM. LA CIVILIZACIÓN DEL AGUA (1). LAS NORIAS


Él es Quien ha hecho bajar para vosotros agua del cielo.

De ella bebéis y de ella viven las plantas con las que apacentáis.

Gracias a esa agua, hace crecer para vosotros los cereales,

los olivos, las palmeras, las vides y toda clase de frutos.

Corán (sura 16, aleyas 10-11)


El Islam es una civilización que nació y se desarrolló en el desierto y el agua siempre se encontrará en su imaginario pero también en su día a día. Un agua que es el verdadero tesoro. Por ello quisiera dedicarle una serie de artículos que se unan a los que ya he ido publicando acerca del simbolismo del agua en Granada o los vestigios musulmanes en la agricultura del sur de Madrid.

Éste primer artículo versará sobre algunas innovaciones tecnológicas que el Islam extendió por todos sus territorios.
Una de las grandes innovaciones será la noria. Aunque algunos historiadores aseguran que ya se conocía en el Hispania Romana, el tema está todavía en discusión pero es evidente que las actuales provienen de la herencia andalus
í.



Noria andalusí. Córdoba

Su origen se encontraba en Egipto o Siria y servía para subir el agua desde un cauce inferior. Su nombre, naura (na’ar, que significa gruñir o gemir) era una alusión al característico sonido que producían cuando estaban en movimiento que llegó a hacer que se desmontara la de Córdoba que aparece encima de este párrafo pues no dejaba dormir a Isabel la Católica.


 

Noria templaria de Tomar. Portugal (Los templarios recogieron numerosos inventos y técnicas musulmanas conocidas en sus estancias en Tierra Santa)




Una de las modalidades, la de agua o de corriente, se encontraba en los propios ríos y, empujada por su fuerza, movía su mecanismo circular, llenando unos recipientes de cerámica (cangilones) que se volcaban en la parte superior, dejando caer en un canal esta agua.
Gracias a la noria se podían poner en regadío tierras más altas al cauce del río.


 

Azud y noria. Tomar






Cangilones. Córdoba



Una noria de corriente, ya cristiana y dedicada a la molienda de trigo, en el arca de San Isidro (Almudena. Madrid)


Otra noria, llamada de sangre, era movida por un animal atado a ella y servía, por medio de un doble mecanismo, para extraer agua de los pozos sin esfuerzo, como aún podemos encontrar en muchas zonas de la Mancha llamadas al-saniya (‘aceña’)

Esquema de una noria de sangre

 

Para saber más

.


miércoles, 15 de noviembre de 2017

LAS GUERRAS ITALIANAS DEL RENACIMIENTO (2) CARLOS VIII Y NÁPOLES (1494-98)

Carlos VIII.
Tomado de wikipedia

Las guerras italianas comenzarán a finales del siglo XV con la entrada de Carlos VIII de Francia en la Península.
Su objetivo era Nápoles (que había perdido a mediados de siglo a manos de una rama de la Corona de Aragón), aunque para ello debería cruzar toda Italia.
La puerta se la abrieron los propios italianos, en concreto el Milán de Ludovico Sforza, que quería su apoyo para una futura expansión frente a Venecia y los Estados pontificios.
El ejército francés entró en la península llegando a Nápoles sin demasiados problemas.
Pero pronto el Papa Alejandro VI (que se ha negado a coronarle rey de Nápoles, huyendo de Roma al paso de sus ejércitos para no tener que hacerlo) formarán en 1495 una liga antifrancesa a la que se unen Venecia, Milán, el Sacro Imperio Germánico y Aragón.
Comandadas las tropas por el Gran Capitán, las batallas se sucedieron sin un claro ganador, aunque Francia  pronto tuvo que empezar a replegar las tropas que se encontraban en el centro de la Península ante el hostigamiento de los estados italianos, mientras Fernando el Católico atacaba por los Pirineos.
Carlos se retiró entonces tras la batalla de Cosenza


TODOS NUESTROS POST SOBRE LAS GUERRAS ITALIANAS

lunes, 13 de noviembre de 2017

AL ANDALUS 4 .EL REINO NAZARÍ DE GRANADA.


Tomado de wikipedia

Tras las Navas de Tolosa y la conquista del valle de Guadalquivir, en los escasos territorios aún controlados por los musulmanes, Yusuf ibn Nars se proclama como sultán en 1232, creando el reino nazarí (Granada, Almería y Málaga).


Éste conseguirá mantener su independencia durante más de dos siglos gracias a la confluencia de varios factores. Por una parte, los conflictos internos que atravesará el Reino de Castilla (al que le pertenecería esta zona de conquista después de los tratados de Almizra y Cazorla), que unido a la protección natural que proporciona de Cordillera Penibética, les permitirán mantenerse como reino tributario cristiano, pagando unas fuertes parias que se sacaban de su floreciente agricultura y comercio (especialmente controlado por genoveses), especialmente el de la seda. Aunque también fue azotado por la peste, el continuo goteo de mudéjares hacia  sus tierras no le hizo sentir la crisis demográfica.
Sus relaciones se mueven entre el vasallaje ante los reyes castellanos (comenzando con Fernando I) y el combate contra ellos (batalla de Salado en la que Alfonso XI conquista Tarifa y más tarde Algeciras, Antequera por parte de Fernando I de Trastámara). En su ayuda acudieron, sobre todo en el siglo XIV los benimerines, nuevo imperio magrebí que nunca llegó, sin embargo, a controlar el reino
Sin embargo el desarrollo interno de su política fue bastante azaroso, con numerosos conflictos por el poder entre las distintas familias nobles (igual que ocurría en Castilla, con numerosas revueltas y complots). El último de ellos, provocado por el clan de los Abencerrajes, inició una guerra civil entre Mulay Hacen (y una vez muerto, su hermano El Zagal) y su hijo Boadil (apoyado por Fátima, su madre) en el que también participaron los Reyes Católicos (apoyando a éste último tras derrotarle en dos ocasiones), debilitando el reino antes de su conquista definitiva.
La campaña comenzará en 1481 en Zahara de la Sierra, con una fuerte ofensiva entre los años 1485 y 1487 en donde se consiguen los principales enclaves de la actual provincia de Málaga (Ronda, Loja, la propia capital), aprovechando la debilidad musulmana que se encuentra en plena guerra civil
Tras un periodo de escasa actividad, la ofensiva se renueva a partir de 1487 en la zona almeriense con las conquistas de Mojácar, Vera, Guadix y Almería, asediando durante meses Granada hasta su rendición el 2 de enero de 1492, con la toma de Granada y el retiro de Boadil a las Alpujarras.
Tomado de wikipedia

Tras la conquista se firmaron unos acuerdos (Capitulaciones) que respetaban la organización social y religiosa de los vencidos (moriscos), que muy pronto comenzarán a ser incumplidos por las nuevas autoridades, siendo el origen de futuros movimientos moriscos (Revuelta Alpujarras. Felipe II).


En este momento terminan casi ocho siglos de presencia musulmana en España, quedando como último símbolo visible de la misma el famoso palacio de la Alhambra, amén de numerosos sistemas económicos, préstamos lingüísticos, costumbres…

sábado, 11 de noviembre de 2017

RAVENNA El Libro del sábado. GALA PLACIDIA, REINA DE LOS BÁRBAROS


El imperio se desmorona, ya sabes... y entre los cristianos que acaban con las bases religiosas del Imperio, y los ataques que vienen recibiendo en las fronteras, esto durará poco.

Esta Roma enferma, y tan maltrecha como un cuerpo vencido por los humores. No es la sombra de lo que fue. La decadencia invade sus calles como el borracho la taberna. A lo mejor es bueno que los visigodos acaben lo que el propio Imperio ha comenzado. Quizás podría renacer una nueva Roma más acorde con lo que pide Cristo (... ) Ya no llegaba el producto a los mercados, hacía tiempo que las carretas de verduras y cereales no circulaban y los agricultores, que pudieron moverse al principio con un puñado de grano en el bolsillo o unos huevos en la bolsa, fueron retenidos en las afueras y no pudieron entrar en Roma. Poco después, dentro de la ciudad no era posible criar gallinas, porque no había nada que darles de comer, ni había en los corrales otro animal que cubriera la despensa de una pizca de carne. Ni siquiera el pescado más sucio del río llegaba a las mesas de los ricos. El hambre comenzó a enloquecer a los habitantes de la ciudad.

Tres historias  entrecruzadas en torno a la figura de Gala Placidia.

La primera la de una familia imperial cada vez mas débil que ha roto la unidad del imperio desde los tiempos de su padre Teodosio, cuyos hijos, Arcadio  y Honorio,  controlan ambas partes con desigual fortuna.
Honorio en la occidental bajo el dominio de su valido Olimpio y Arcadio y sus sucesores en el oriental. Mientras Constantinopla sigue  su tradicion comercial y mantiene las señas de identidad clásicas, la parte occidental  se despeña hacia su destrucción  tanto interna (por las constante intrigas) como externas (por los visigodos  de Alarico.
Éste es el segundo pie del relato, el caudillo visigodo, antes fuerza aliada en la defensa del Imperio que ya deambula por la península italiana a su antojo, amenazando Roma hasta terminar por tomarla para cobrarse las deudas contraídas y nunca saldadas por el Imperio.
El tercer elemento en conflicto es la iglesia (personificada en el papa y los de los monjes que representan dos de las grandes herejías del momento) que mantiene sus contactos con el Imperio a la vez que conspira para la entronización de los bárbaros que limpien el ambiente de inevitable decadencia.



                                                      
En una segunda parte (lamentablemente más breve), la historia se desplaza hacia Barcelona, cuando Gala Placidia case con el sucesor de Alarico, Ataulfo, y regrese más tarde tras su asesinato por Sigerico, casando con un general para seguir manteniendo su poder de maniobra en la corte
Barcino

La novela retrata, a veces excesivamente, un mundo brutal en donde la vida humana apenas si tiene valor; un mundo que ha perdido sus antiguos referentes culturales que la iglesia intenta rellenar aun con escaso éxito, pues en realidad, más que el cristianismo son las formas culturales bárbaras las que han tomado el testigo de los modos clásicos .
La progresiva introducción de tropas barbaras en los Ejércitos imperiales van introduciendo nuevas formas de relación personal como la devotio, la jefatura, el culto al líder, la venganza como forma de justicia... que el cristianismo apenas si puede disfrazar y tardará siglo (ya en plena Edad Media) de reconducir, cristianizando una ideología feudal que tiene aquí sus orígenes

miércoles, 8 de noviembre de 2017

LA SALA DELLE ASSE. UN LEONARDO EN EL CASTILLO SFORCESCO


Recojo un magnífico párrafo de la novela histórica Los Cisnes de Leonardo de Karen Essex para explicar la Sala delle Asse, un Leonardo curioso que nos demuestra, una vez más, lo polifacético de su genio, mucho más utilizado para todo tipo de cuestiones para-artísticas (máquinas de guerra, festejos, decoraciones más o menos efímeras, experimentaciones de todo tipo, trajes, perfumes...) que a la propia pintura, siempre puesta en segundo lugar

Tomado de wikipedia

Un refugio para mi refugio, piensa, sonriendo ante su propio ingenio, y luego comprende que probablemente el Maestro haya concebido y ejecutado esa pequeña broma para su regocijo. 
Un montón de troncos de árboles crece desmesuradamente desde las líneas curvas que dibujan los arcos en las paredes. Venciendo los estratos de rocas que tratan de aprisionarlas, las raíces asoman y penden de ellas, como si fuera imposible contener la fuerza de la naturaleza. El verdor se expande como en un eterno verano, y cobija a toda la habitación en un bosque que parece infinito. Cada hoja, y más aún, cada una de las nervaduras de las hojas, está asombrosamente dibujada, con líneas precisas y finas.
Las ramas y los lazos dorados que se entretejen con ellas se retuercen de placer, unidos en una trama inacabable que parece una profusión de serpientes. Pedazos de cielo azul, violeta, rosado, blanco, gris, formados por pinceladas que se dirían volutas, imitan el resplandor de las nubes penetrando en la jungla.
Tomado de wikipedia
.
Pero lo más desconcertante es el intrincado recorrido del cordón dorado. Interminable, ininterrumpido, escurridizo, se desliza a través de las hojas de colores vividos, alrededor de gruesos troncos, y continúa en una eterna y tortuosa sucesión de giros en espiral. En el mismo momento en que Beatrice comprende que el significado del mural es la eternidad misma, todo el paisaje llega a su conclusión en el lugar donde, aparentemente, el artista ha soltado el pincel.

 —Espectacular —declara Beatrice.
.

Tomado de wikipedia

La obra tuvo una desafortunada restauración a mediados de siglo XX (con múltiples restituciones que la barroquizaron en exceso)
En su origen sería un espacio menos recargado que habla de la fascinación que tenía Leonardo por la perspectiva y los juegos de apariencias (siguiendo las ideas expuestas por otros pintores anteriores, como el propio Mantegna en la Cámara de los Esposos de Mantua), recogiendo las pérgolas pintadas tan habituales en el Quattrocento (véase el refectorio pintado por Guirlandaio en San Marcos).

Ognisanti. Ghirlandaio. Florencia

Es esta obra también una prueba del interés de Leonardo por la botánica y, curiosamente, un retorno a fuentes clásicas entonces tan sólo conocidas por textos

lunes, 6 de noviembre de 2017

AL ANDALUS 3.LOS IMPERIOS NORTEAFRICANOS (ALMORÁVIDES Y ALMOHADES).

Tomado de wikipedia

La debilidad de los reinos de Taifas ante el empuje cristiano que culminó con la conquista de Toledo por Alfonso VI (1085) le obligó a pedir al-Mutamid, rey taifa de Sevilla, (apoyada por Mutawakkil de Badajoz y Abd Allah de Granada) ayuda a las tribus musulmanas del Magred en pleno expansionismo gracias a su integrismo religioso o yihad había alcanzado hacia 1080 una gran extensión (desde Sudán hasta Mediterráneo), y comandada por Yusuf
La primera ayuda es puramente militar. Azuzados por la yihad, desembarcaron en Algeciras a las que se unieron las de los reinos Taifas, consiguiendo la victoria contra Alfonso VI en Zalaca (Badajoz) y librándoles de las parias. Tras ello se retiró Yusuf a Marruecos.
Tras esta unión temporal los reinos de taifas volvieron a enfrentarse entre sí. Sevilla intentará castigar a Murcia y en el camino entabla batalla con los cristianos que toman Aledo. Esto obliga a al-Mutamid a volver a pactar con los almorávides, yendo en persona a Marruecos. Las tropas cruzaron de nuevo el estrecho e intentaron inútilmente la toma de Aledo, en parte debido a los enfrentamientos entre reyezuelos taifas.
Tomado de wikipedia

          Ante ello Yusuf decidirá la conquista definitiva de los taifas apoyado por los imanes que les acusaban de impiedad y vicios. Depondrá así a Abd Allah de Granada en 1090 y más tarde al-Mutamid pese a estar apoyado por el propio Alfonso VI. Las tropas almorávides saquearon Sevilla y desterraron a al-Mutamid.


Su propio rigorismo religioso les enfrentará con la población andalusí (especialmente con las comunidades judías), iniciándose una decadencia de su poder que algunos autores han denominado segundas taifas. Este proceso coincide con el nacimiento de un nuevo movimiento africano que busca la pureza religiosa: los Almohades, dirigidos por Turmat, que atravesarán el estrecho para reconquistar Almería en 1147. En pocos años dominan por completo Al-Andalus, tomando como capital a Sevilla erigiendo una nueva mezquita cuyo alminar será parte de la actual Giralda.

Tras la conquista de Cuenca por parte de Alfonso VIII (1117) los almohades responden con su victoria, en Alarcos (1195) en la que los templarios abandonan su fortaleza de Calatrava, siendo luego sustituidos. La guerra se generaliza en toda la frontera, y tras la proclamación de cruzada del propio papa, un amplio y variado contingente cristiano los logra derrotar en las Navas de Tolosa (1212), originando su decadencia. Los cristianos tomarán entonces de forma muy rápida todo el valle del Guadalquivir (entrada en Sevilla de Fernando III en 1248), Valencia y Murcia.

A partir de entonces todo Al Andalus se concentrará en un único reino, el Nazarí de Granada

sábado, 4 de noviembre de 2017

EL LIBRO DEL SÁBADO. Lobo Antunes. Manual de inquisidores



Una obra densa, poética, terrible, como es típico del autor

A través de múltiples monólogos internos vamos reconstruyendo el puzzle incompleto de una Portugal que está pasando de la dictadura a la incipiente democracia. Un caleidoscopio por el que pasa el ministro y su hijo, la alta burguesía lusa,los criados, las amantes y las hijas ilegítimas, el recuerdo de las guerras coloniales, las múltiples facetas del poder, la gente corriente, el paisaje y, por supuesto, las palabras, las grandes protagonistas de sus obras
Una novela de retazos, de recuerdos, de soledades e incomprensiones, de personas que viven en un mundo enajenado que no pueden entender y mucho menos controlar.
Pues el tiempo y las geografías son extraños e insomnes, y las relaciones personales imposibles en esa sopa espesa de un mundo enclaustrado.
Con su prosa enumerativa y sus metáforas sonámbulas, apenas si somos capaces de conocer, como en la propia vida, y solo por medio de los múltiples puntos de vista que el autor nos ofrece, conseguimos atisbar levemente la realidad, sus múltiples capas que poco a poco se nos van levantando.
O tal vez, algo semejante, pues
Leer a Lobo Antunes no es tarea fácil, pero cuando consigues penetrar en su (s) mundo (s) y arriesgado estilo, la lectura es una experiencia comparable a García Márquez o Cortázar