sábado, 27 de febrero de 2016

EL LIBRO DEL SÁBADO. Bertold Brecht. Teatro de Galileo

Durante dos mil años creyó la humanidad que el Sol y todos los astros del cielo daban vueltas a su alrededor. El Papa, los cardenales, los príncipes, los eruditos, capitanes, comerciantes, pescaderas y escolares creyeron estar sentados inmóviles en esa esfera de cristal. Pero ahora nosotros salimos de eso, Andrea. El tiempo viejo ha pasado y estamos en una nueva época. Es como si la humanidad esperara algo desde hace un siglo. Las ciudades son estrechas y así son las cabezas. Supersticiones y peste. Pero desde hoy no todo lo que es verdad debe seguir valiendo. Todo se mueve, mi amigo. Me alegra pensar que la duda comenzó con los navíos. Desde que la humanidad tiene memoria se arrastraron a lo largo de las costas, pero de repente las abandonaron y se largaron a todos los mares. En nuestro viejo continente se ha comenzado a oír un rumor: existen nuevos continentes. Y desde que nuestros navíos viajan hacia ellos se festeja por todas partes que el inmenso y temido mar es un agua pequeña.

Este es el primer Galileo que conocemos en esta obra de teatro que concibió Bercht justo en el año en el que se descubría la desintegración del átomo de uranio.
Un hombre del renacimiento que pone su fe en la ciencia y la razón que nos puede conducir a un mundo mejor.
Sin embargo pronto cambian las cosas y el cerco se irá estrechando en torno a sus polémicas teorías heliocéntricas derivadas de los estudios de Copérnico. Primero advertencias veladas, luego conversaciones, al final la amenaza de tortura, harán que el científico abjure de sus ideas (al menos en público) y se pliegue a la ideología dominada por la religión y el absolutismo papal.
La historia es ampliamente conocida pero la lectura es verdaderamente fascinante.


Pues, bajo la excusa de Galileo, es una obra sobre los límites , grandezas y miserias de la ciencia.
La grandeza del sabio que sabe que sus descubrimientos revolucionarán el mundo y la forma de pensar de la gente.
Los límites que genera la sociedad y que le obligan a tantas ocupaciones inútiles que le quitan el tiempo necesario para seguir investigando.

Y las miserias de tener que recurrir al engaño (como en el propio telescopio) o a tenerse que desdecirse de sus descubrimientos, acechado por una sociedad, la contrarreformista, que se opone a todo lo que contradiga el dogma.
Brecht plantea así, no sólo la tragedia personal del científico, sino su propia responsabilidad ante la sociedad y la historia, tanto por sus aplicaciones prácticas como por su posible sometimiento al poder (Mientras la tierra siguiera siendo el centro inmóvil también lo sería el poder del papa que representa al Dios que en su Biblia había afirmado lo contrario. Sin este orden no habría orden y las categorías sociales se desvanecerían, pudiendo ser cada uno su propio centro).
Aboga así por una ciencia que elabore un discurso que rompa los controles del poder en vez de ser un siervo de la opresión, lo cual parece demasiado actual para no ser fascinante

La ciencia comercia con el saber, con un saber ganado por la duda. Proporcionar saber sobre todo y para todos, eso es lo que pretende, y hacer de cada uno un desconfiado. Ahora bien, la mayoría de la población es mantenida en un vaho nacarado de supersticiones y viejas palabras por sus príncipes, sus hacendados, sus clérigos, que sólo desean esconder sus propias maquinaciones. La miseria de la mayoría es vieja como la montaña y desde el pulpito y la cátedra se manifiesta que esa miseria es indestructible como la montaña. 
Nuestro nuevo arte de la duda encantó a la gran masa. Nos arrancó el telescopio de las manos y lo enfocó contra sus torturadores. Estos hombres egoístas y brutales, que aprovecharon ávidamente para sí los frutos de la ciencia, notaron al mismo tiempo que la fría mirada de la ciencia se dirigía hacia esa miseria milenaria pero artificial que podía ser terminantemente anulada, si se los anulaba a ellos. Nos cubrieron de amenazas y sobornos, irresistibles para las almas débiles. ¿Pero acaso podíamos negarnos a la masa y seguir siendo científicos al mismo tiempo? Los movimientos de los astros son ahora fáciles de comprender, pero lo que no pueden calcular los pueblos son los efectos que pueden producir
(...)
Y entregué mi saber a los poderosos para que lo utilizaran, para que no lo utilizaran para que se abusaran de él, es decir, para que le dieran el uso que más sirviera a sus fines. Yo traicioné a mi profesión. Un hombre que hace lo que yo hice no puede ser tolerado en las filas de las ciencias.

Otros libros del autor en nuestros blogs


ÍNDICES DE NARRATIVA
.
.
ÍNDICES DE NARRATIVA HISTÓRICA

jueves, 25 de febrero de 2016

QUEVEDO. EL MISÓGINO. Texto


Quizá quien llevó más lejos la burla contra las mujeres cultas fue el gran poeta y gran misógino Quevedo, que llegó a escribir un libelo contra ellas titulado La culta latiniparla. Catecismo de vocablos para instruir a las mujeres cultas y hembrilatinas. Dedicada a una imaginaria «Doña Escolástica Poliantea de Calepino, graduado en tinieblas, docto a escuras, natural de las Soledades de Abajo, Señora de Trilingüe y Babilonia», la obra es una sátira contra las amantes de los clásicos, a quienes acusa de convertir a los grandes escritores grecorromanos en «autores de falda y críticos de faltriquera». 
Por supuesto, las mujeres cultas son para el autor necesariamente feas. Quevedo se hace así eco de una vieja y duradera idea que ha tendido a establecer una estrecha relación entre la falta de atractivos físicos y el desarrollo intelectual femenino; semejante prejuicio parte del supuesto profundamente patriarcal de que a la mujer guapa le basta su belleza para garantizarse no sólo la estabilidad económica del futuro, sino incluso la felicidad. 
Escribe pues Quevedo: 
Muy discretas y muy feas, 
 mala cara y buen lenguaje,
 pidan cátedra y no coche, 
 tengan oyente y no amante.
 No las den sino atención, 
 por más que pidan y garlen, 
 y las joyas y el dinero
 para las tontas se guarde. 
 Al que sabia y fea busca, 
el Señor se la depare: 
 a malos conceptos muera, 
 malos equívocos pase.


martes, 23 de febrero de 2016

LOS PAPAS BARROCOS. SIXTO V


El papa Sixto V resulta, junto a Paulo III, uno de los grandes papas de la Contrarreforma. 
De origen serbio, tiene una iglesia dedicada en Roma. San Girolano de los croatas

Apoteosis de Sixto en San Girolano de los Croatas

Durante su papado (apenas 5 años), se produjeron la batalla de Lepanto contra los turcos pero también el desastre de la Armada invencible.


En el aspecto interior emprendió una lucha sin cuartel contra el bandolerismo (dominando a los barones locales que la promovían y permitiendo así la circulación segura de los peregrinos) y la prostitución (con pocos resultados reales)
Frente a la alianza con España de los papas anteriores, estrechó lazos con Enrique de Navarra (futuro Enrique IV de Francia).
En el aspecto económico (Friedlaender) acumuló gran cantidad de moneda en el Castel de Sant' Angelo, promoviendo políticas económicas que hicieron prosperar la ciudad

Nosotros le estamos dedicando una serie de temas íntimamente relacionados con la Historia del Arte.

.

sábado, 20 de febrero de 2016

El libro del sábado. JAVIER CERCAS. ANATOMÍA DE UN INSTANTE. 23 F Y TRANSICIÓN


Parece mentira pero este libro seguía esperándome silencioso en la biblioteca desde hacía años, y aprovechando las vacaciones de Navidades ha vuelto a nacer y ha resultado una experiencia excepcional por varios motivos.

El primero porque es un libro de historia que no lo parece, pues no en vano está escrito por un novelista de raza que (sin escatimar datos ni análisis) nos lleva a una lectura tremendamente atractiva y ligera en donde se plantean las múltiples hebras que entretejen el frustrado golpe de estado del 23 F.
Precisamente esta complejidad de tramas, causas y efectos resulta otra de las fascinaciones del libro, que no se dedica tan sólo al golpe sino que, en el fondo es una monumental historia de nuestra transición tejida en torno a sus principales personajes (el Rey, Suárez, Carrillo, Gutiérrez Mellado, Tejero, Armada, Millans ...)
De esta manera, Cercas da al golpe de estado una dimensión más allá de la militar y lo analiza como un conjunto de conflictos que se van sucediendo en los años anteriores (terrorismo, ruido de sables en los cuarteles, crisis económica, presiones internacionales, ambiciones desmedidas de múltiples políticos, iniciación desbocada del Estado de las Autonomías...) que se enlazan en torno a la figura de Suárez, un cadáver político un año antes del golpe contra el que se dirigen todas los odios y ansiedades, pasando de héroe a villano.

Así que en los últimos días de 1980 y los primeros de 1981 la realidad en pleno parece conspirar contra Adolfo Suárez (o Adolfo Suárez siente que la realidad en pleno conspira contra él): los periodistas, los empresarios, los financieros, los políticos de derecha, de centro y de izquierda, Roma y Washington. Lo hacen incluso algunos líderes comunistas, que se manifiestan en público o en privado a favor de un gobierno de concentración presidido por un militar. Lo hacen incluso los líderes de los principales sindicatos, que hablan de situaciones límite, de situaciones de emergencia, de crisis no de gobierno sino de estado. Lo hace incluso el Rey, que intenta a su modo librarse de Suárez y que espolea a unos y a otros contra él. Con todos esos materiales se fabricó el golpe: las maniobras políticas contra Adolfo Suárez fueron el humus del golpe.
(...) 
Para un hombre así, pura exterioridad, cuya autoestima dependía casi por completo de la aprobación de los otros, debió de ser una experiencia devastadora notar que sus trucos de prestidigitación ya no surtían efecto, que la clase dirigente del país le había tomado la medida y que el brillo de su seducción se había apagado, que nadie reía sus bromas ni se embelesaba con sus opiniones, que nadie sentía el embrujo de sus historias ni el privilegio de su compañía, que nadie se creía ya sus promesas ni aceptaba sus declaraciones de amistad eterna, que quienes lo habían admirado y lisonjeado lo despreciaban, que quienes le debían su carrera política y le habían entregado su lealtad lo traicionaban, que el mejor sentimiento que podía ya suscitar entre sus iguales era una mezcla de hastío y de desconfianza y que, como se encargaban de demostrarle a diario las encuestas desde el verano de 1980, el país entero estaba harto de él.

Tomado de www.farodevigo.es

Resulta, además, un poderoso retrato de Suárez, de aquel que traicionó al Régimen que lo había aupado bajo los designios del Rey. Sin ningún tipo de idealización nos lo presenta como una ambición de poder, un político puro, sin una clara preparación pero con un instinto y voluntad que logró derrotar todos los obstáculos hasta que pasó su tiempo

Como cualquier político puro, Suárez era un actor consumado: joven, atlético, extremadamente apuesto y siempre vestido con un esmero de galán de provincias que embelesaba a las madres de familia de derechas y provocaba las burlas de las periodistas de izquierdas -chaquetas cruzadas con botones dorados, pantalones gris marengo, camisas celestes y corbatas azul marino-, Suárez explotaba a conciencia su porte kenediano, concebía la política como espectáculo y durante sus largos años de trabajo en Televisión Española había aprendido que ya no era la realidad quien creaba las imágenes, sino las imágenes quienes creaban la realidad

(...) tenía curiosidad, escuchaba más que hablaba, aprendía rápido, resolvía los problemas por la vía más simple y más directa, renovaba sin contemplaciones los equipos de políticos que heredaba, sabía reunir voluntades contrapuestas, conciliar lo inconciliable y detectar lo muerto en lo que aún parecía vivir; además, no desaprovechaba una sola oportunidad de demostrar su valía: como si en verdad hubiese sellado un pacto con el diablo, ni siquiera desaprovechaba oportunidades que hubieran podido arruinar la carrera de cualquier otro político.


Tomado del Mundo

Y es que durante todo el libro se evita el embecellecimiento y la mitificación de la famosa Transición que durante tantísimos años se nos ha vendido (aunque tampoco la crítica superficial que estamos escuchando en los últimos meses, hechizados como estamos por lo nuevo como si esto fuera por si mismo la panacea a todos nuestros males)
A lo largo de sus páginas encontramos una realidad a menudo brutal, tanto por el terrorismo como por las propias maniobras políticas, y la enorme tensión (casi diaria) que se vivió durante esos años (buen aviso a navegantes para los que creen que la segunda transición que ahora se plantea se ve como un prado lleno de sutiles florecillas).
Por supuesto que también se hablan de los pactos y las negociaciones, pero que vistas con preciso bisturí son más concesiones personales que grandes movimientos masivos (pues el en fondo nuestra Transición fue una Revolución de terciopelo siempre a punto de derrumbarse que sólo a través de una multiplicidad de casualidades consiguió salir adelante)




En resumen, una lectura histórica que tiene mucho de presente y que dará a sus lectores amplias miras para analizar la compleja situación actual que bien podría combinarse con el que le dedicó Manuel Vincent


.
.

jueves, 18 de febrero de 2016

SAN VICENTE FERRER, ENTRE LA ALTA POLÍTICA Y EL ODIO A LO JUDÍO

San Vicente Ferrer por Juan de Juanes
En la filactelia se puede leer: Temed a Dios y dadle Gloria, porque ha llegado la hora del juicio final

Evidentemente, y tal y como siempre hacemos, no se trata de enjuiciar en este artículo los aspectos espirituales del santo (pues se trata de un blog de historia, no de religión).
Más bien queremos conocer un poco más cómo influye su figura en el convulso siglo XIV.
San Vicente Ferrer predicando. Alonso Cano

En primer lugar veamos su figura desde el plano religioso.
Nacido en Valencia (de la que terminará siendo patrón) entra muy joven en la orden dominica y pronto destaca por sus dotes de predicación.
A San Vicente se le suele representar con su dedo en alto (actitud típica de sus sermones) y alas, las del ángel que anuncia el Apocalipsis
Tomado de wikipedia

Apasionado y polémico, y en un contexto social tan convulso (el que había dejado la Peste Negra), recorre Europa anunciando el final de los tiempos y buscando la conversión de los judíos (en aquel momento tan odiados). Su lema era «bautismo o muerte»
Santiago del Arrabal. Toledo

Sus sermones provocaron verdaderos incendios sociales, como cuando predicó contra los judíos desde Santiago del Arrabal y provocó el asalto de la principal sinagoga de la ciudad, convirtiéndola en iglesia cristiana (Santa María la Blanca). (Aquí explicamos en qué consistían los progroms)



Santa María la Blanca, antigua sinagoga. Toledo

En el plano político San Vicente participa activamente tanto en la política nacional (interviniendo en el Compromiso de Caspe en el que había que elegir sucesor de la Corona de Aragón tras la muerte de Martín el Humano, contribuyendo con su voto a la elección de Fernando I de Antequera)

Compromiso de Caspe con la intervención de San Vicente Ferrer
Tomado de wikipedia

En lo internacional defendió, durante el famoso Cisma de Avignon, a Clemente VII en un famoso libro (1380 "Tractatus de Moderno Schismate") y luego a su sucesor, Benedicto XIII, el famoso Papa Luna del que fue capellán y confesor durante tres años (Incluso profetizó que un niño, Alfonso de Borja, sería Papa, Calixto III, el primer papa Borgia)
Clemente VII
Tomado de wikipedia


.
.

ÍNDICE DE ICONOGRAFÍAS DE SANTOS


martes, 16 de febrero de 2016

BABILONIA. LA PRIMERA GRAN CIUDAD DE LA HISTORIA


Ahora son unas simples ruinas en medio del desierto que Sadam Hussein quiso reconstruir de forma megalómana.
Pero hace cientos de años, en este terreno se levantó la primera gran capital de la Historia.
Su primer periodo de esplendor lo vivió con Hammurabi (¡hace 38 siglos, 3.800 años!).
Unida al curso del Eúfrates, la ciudad estuvo completamente rodeada de murallas con foso de agua de las que aún conservamos algunas bellas puertas como las de Isthar 





















Realizadas en adobe estaban forradas de ladrillos policromados que dibujaban multitud de animales protectores (apotropaicos).
De ella surgía una larga vía ceremonial que conducía al palacio y al principal zigurat de la ciudad












































Zigurat de Etemenanki que en la Biblia se toma como la famosa torre de Babel.

.

Entre las maravillas con las que contó la ciudad estuvieron los famosos Jardines Colgantes, que hoy sólo conocemos por descripciones (puedes saber de ellos aquí)





















La ciudad tenía una forma más o menos rectangular, dividida en distintos barrios, con casas de dos plantas y techo plano, con el propio Eúfrates en su centro, pues de él derivaba toda su riqueza, basada especialmente en el comercio.
En sus momentos de mayor esplendor pudo tener casi un cuarto de millón de habitantes.



Os dejo un vídeo de una reconstrucción (algo fantástica) de la ciudad, ya en sus periodo más tardíos.


Imágenes tomadas de wikipedia


sábado, 13 de febrero de 2016

NARRATIVA ESPAÑOLA

.
.
Blasco Ibáñez
La Bodega

Cañas y barro
.
Mendoza. Eduardo
Ribera de la Cruz, Marta
.
.
Rosa, Isaac
Sénder.
.
.


jueves, 11 de febrero de 2016

LA DEVOTIO MODERNA

«¿De qué te sirve disputar a fondo sobre los misterios de la Trinidad, si no tienes humildad y desagradas entonces a la Trinidad? Verdaderamente, los discursos sublimes no santifican ni justifican al hombre; es la vida virtuosa la que lo hace agradable a Dios… Deseo más bien sentir la compunción en mi corazón que saber su definición… Si supieras toda la Biblia de memoria y todos los dichos de todos los filósofos, ¿de qué te serviría sin el amor de Dios y la gracia″ 
Kempis. (Imitación de Cristo)


Van der Weyden. Piedad

A finales del siglo XIV se desarrollará una corriente espiritual que tendrá una larga lista de influencias posteriores (Erasmo, San Ignacio, Giordano Bruno, Nicolás de Cusa, Lutero...)
Se trata de la Devotio Moderna, nacida en la zona de Renania, que renovará gran parte de la vida religiosa de finales de la Edad Media y principios del Renacimiento.
Su idea fundamental es el retorno a los orígenes del cristianismo, huyendo de una excesiva teorización de lo religioso (la pura teología, especialmente toda la derivada del movimiento escolástico) para retornar a las fuentes (la Biblia, hasta entonces "secuestrada" por los estamentos clericales) y la aplicación de las ideas cristianas a la vida cotidiana (derivada del mundo franciscano y agustiano)
Monasterio de Windesheim
Tomado de wikipedia

La canalización de estas ideas se organizará a través de las hermandades de la Vida en Común, semejantes a los tradicionales monasterios (aunque gran parte de sus miembros eran laicos) que ya no se sostenían de la limosna como las tradicionales órdenes mendicantes, sino con el trabajo, especialmente la edición de libros, lo cual será una de las causas de su extraordinaria expansión.
En estas comunidades se practicaba el celibato, el conocimiento de uno mismo, la interna lucha para conquistar los bajos deseos, vencer el orgullo, despreciar las cosas temporales y romper con la avaricia. (blogs.ua.es/renacimientopaisesbajos/humanismo-y-devotio-moderna).
Todo ello para, en palabras de Duby, "preparar el alma para sus encuentros nupciales con el Espíritu, conducirla en sus sucesivos grados, prevenirla en el momento decisivo, el de la muerte, contra los peligros del tránsito (...) Esta devoción invitaba pues al fiel a acercarse a la Palabra de Dios y hacer de ella el alimento de una meditación permanente"

Creadas por Gerardo Groote y difundida por Florencio Radewijns, en ella surgirá la figura más relevante del movimiento, Thomas de Kempis, que escribirá la famosa Imitación de Cristo, traducida a múltiples lenguas y con una influencia capital
Imitación de la vida de Cristo
Tomas de Kempis
Tomado de wikipedia

Junto a lo ya dicho, eran métodos habituales la oración metódica, el examen de conciencia y la meditación, tomando a la figura de Cristo y sus dolores como origen de las mismas.

Estas prácticas (que huyen por completo de la especulación teológica) conducen a un fuerte subjetivismo y a una gran valoración de la intimidad, la voluntad y las emociones que conducirán (aunque este no fuera su objetivo) a las múltiples prácticas místicas de escasa base teológica que se desarrollarán en el siglo XVI (quietismo, iluminados...).
Cristo. Alejo de Vahía

San Ignacio, educado en sus colegios, intentará sistematizar esta corriente para evitar desviaciones en sus Ejercicios espirituales
Su influencia será también muy visible en el rechazo a la liturgia y, en general, a la estructura eclesiástica, poniendo el acento en la Biblia y su lectura continua, que serán fundamentales para Erasmo pero también para Lutero, que buscan (el primero más por la razón, el segundo por el sentimiento) una unión directa con la divinidad sin intermediarios.
Su influencia llegará incluso al arte, y los Primitivos flamencos (especialmente Van der Weyden) buscarán una pintura más cercana a los sentimientos humanos, pudiéndose utilizar como verdaderas imitaciones de Cristo (de la misma manera, aunque de una forma mucho más humanista trabajará Durero en sus Cristos de la Paciencia)
De la misma forma la devotio se plasmará en la obra, tan personal, de Morales, como ya vimos aquí


Para saber más

lunes, 8 de febrero de 2016

EL CARDENAL DEL MONTE Y SU CÍRCULO

Tomado de wikipedia

El cardenal del Monte (1549-1627) es una figura (habitualmente secundaria) de la Contrarreforma y el primer barroco.
No lo habría sido si hubiera accedido a la dignidad papal que sólo el veto de Felipe IV evitó, debido a su vinculación al mundo francés.
Su figura, sin embargo, resulta fascinante, y con algunos puntos de conexión con el asombroso Conde de Villamediana.
En el terreno "político", representaba en la curia los intereses de los Medicis, Venecia y, como ya decíamos, de la corona francesa.
Sin embargo, su faceta más importante será la cultural.
Entre sus intereses más ocultos se encontraba la alquimia.
A la izquierda el Palazzo Madanma. Al fondo la iglesia de San Luis de los Franceses. A la derecha el Palazzo Giustiniani, residencia del banquero del mismo nombre

En su palacio Madanma tuvo un completo laboratorio e hizo incluso, realizar todo un programa decorativo en su casino (luego vendido a los Ludovisi) en el que colaboró Caravaggio con su único fresco.
Júpiter, Neptuno y Plutón. Caravaggio. Casino Ludovisi
Tomado de wikipedia

En una línea semejante, fue un defensor (y mecenas) de Galileo, comprándole el segundo de los telescopio que diseñó (influyendo en su nombramiento como profesor en Pisa y Padua). Sus relaciones venían de antiguo, pues había sido compañero de estudios de su padre
Le interesó mucho la música. De hecho fue un musicólogo notable e incluso se cuenta que tañía la guitarra a la forma española.
El tañedor de laúd. Obra encargada por el cardenal a Caravaggio
Tomado de wikipedia

Pero si algo le hará entrar en la historia de la cultura fue su mecenazgo de Caravaggio, que sacó de los bajos fondos en los que vivía desde su partida de Milán (que siguió, sin embargo, frecuentando), alojándole en el Palazzo Madanma.

Palazzo Madanma

De su relación surgieron numerosos cuadros de la primera etapa del pintor (Los músicos, Baco enfermo, Muchacho con cesta de frutas, Descanso de la huida a Egipto, la cabeza de la Medusa...) y, muy probablemente, una educación que le había faltado en su infancia, instruyéndole en filosofía y tal vez alquimia mientras le permitía entender el hecho religioso de una forma más compleja.
Para la organización y desarrollo de sus colecciones artísticas tuvo contratado al pintor Antidevuto Grammatica (tal vez el que le sirviera de punto de conexión con Caravaggio).

Sus amistades no sólo eran artísticas o científicas, y mantuvo una estrecha relación con Federico Borromeo (primo de San Carlo Borromeo), gran humanista, y Vincenzo Giustiniani, banquero de la corona francesa y el papado, con el que compartió su mecenazgo de Caravaggio, la alquimia y la pasión por las matemáticas (gracias a ambos Caravaggio conseguiría su primer gran encargo en la vecina iglesia de San Luis de los Franceses para la capilla dedicada a San Mateo).
San Luis de los Franceses (a su izquierda la Palazzo Madanma)
.
Vocación de San Mateo. Caravaggio en San Luis de los Franceses

Según las malas lenguas (a las que era tan habitual el Pasquino) el cardenal tuvo inclinaciones homosexuales, como muchos críticos han querido ver en las primeras obras de Caravaggio (Luis Antonio de Villena)

Baco. Caravaggio
Tomado de wikipedia
.
Amor victorioso. Caravaggio
.
.